Usamos cookies para mejorar y analizar las conexiones. Si continuas, aceptas su uso. Más información aquí.

Atención Víctimas


El objetivo del estudio de la criminología es el delito, dentro de este término hay implícitas dos concepciones: el concepto penal de delito y el concepto real (criminológico). El delito esta tratado por diferentes ciencias y disciplinas, por lo que deberemos definir el concepto de delito según la criminología. El delito es un problema social y comunitario. La sociedad, el entorno, la cultura en la que el individuo se desarrolla y crece es el detonante de muchas conductas delictivas. Por lo tanto, el termino delito debe considerarse como el fruto de las situaciones vividas, conocidas o aprendidas del sujeto dentro de su sociedad.

El delincuente es el sujeto que realiza la conducta considerada delito. En un primer momento la criminología se centraba en el estudio del individuo pero el avance de la ciencia a delegado a segundo plano el estudio. Actualmente el centro del estudio de la criminología se centra en la conducta delictiva, la victima y el control social.

Desde la criminología moderna se puede considerar al delincuente como la persona que lleva a cabo un delito, teniendo presente las capacidades biológicas y personales que posee dicho sujeto y el entorno en el que se desarrolla dicha persona.

Determinados grupo sociales redactan unas normas que deben ser cumplidas por los miembros que constituyen dicha sociedad. Es significativo ver la diferencia de leyes que hay en las diversas culturas. El delincuente, etiquetado como tal, no se ve de igual forma en nuestra sociedad (con unas leyes o normas establecidas) que con los ojos de otra sociedad y cultura. La sociedad intenta dominar al sujeto y ejercer un control sobre el. Intenta condicionar determinadas conductas y comportamientos.

La familia desde el punto de vista cultural ejerce una presión directa e informal sobre el individuo. En algunas ocasiones el ámbito familiar tiene unos ideales que no se corresponden con la sociedad en la que están desarrollando su actividad o su vida. Por ello es importante señalar que a la hora de estudiar al delincuente, se debe tener en cuenta su entorno, tanto personal como laboral como social.

Por lo tanto, y resumiendo lo anterior, se podría considerar delincuente a la persona que inflinge una ley, previamente establecida por una sociedad. El incumplimiento de dicha norma constituye por si solo el delito. La sociedad marca donde esta el limite y por lo tanto quien es considerado delincuente.

Escríbenos

Pidenos una cita ahora o envianos tus dudas a través del siguiente formulario. Nos pondremos en contacto contigo para confirmarte el horario o para resolver tus consultas.