Usamos cookies para mejorar y analizar las conexiones. Si continuas, aceptas su uso. Más información aquí.

Dolor Crónico


¿Qué es el dolor crónico?

El dolor crónico es una experiencia sensorial angustiosa que implica aspectos físicos pero también emocionales, sociales y de pensamiento, y que dura por más de 3 o 6 meses o continúa más allá del periodo esperado de curación.   

¿Qué síntomas experimenta una persona que sufre dolor crónico?

Evidentemente hay síntomas físicos, sin embargo, cuando el dolor se convierte en crónico (cuando no tiene una cura definitiva) conforma un problema más complejo que afecta tanto a los pensamientos (negatividad, pesimismo, catastrofismo…), como las emociones (tristeza, frustración, irritabilidad, desesperanza, rabia…), a las relaciones con los demás (discusiones, sentirse incomprendido) y al trabajo (bajas laborales, incapacidad…), en definitiva, a la vida cotidiana (“ya no soy el de antes”).

¿Cuál es el tratamiento para el dolor crónico?

Evidentemente cuando hay dolor físico el tratamiento inicial es el médico: fármacos para aliviar el dolor, pruebas médicas para descartar otros problemas y delimitar el diagnóstico, cirugía dependiendo del caso… 

Otra aspecto importante del tratamiento es la parte fisioterapéutica tanto pasiva (masajes, infrarrojos, ultrasonidos, contrastes de calor y frío…) como activa (actividad física para el fortalecimientos muscular y el alivio de los síntomas).

Pero un aspecto fundamental que suele ser olvidado es el tratamiento psicológico. Se trata de una situación compleja que afecta a muchos niveles y un psicoterapeuta puede ayudar en este sentido a: comprender que aspectos pueden hacer que el dolor aumente o disminuya en intensidad para poder tenerlo más regulado, ayudar a cambiar el foco de atención del dolor hacia otras cosas, flexibilizar los pensamientos para que no sean tan rígidos y negativos, aumentar las emociones positivas y agradables haciendo actividades placenteras, y aprender técnicas de relajación para aliviar la tensión muscular y mejorar el sueño.


Si te encuentras sufriendo un problema de dolor crónico o conoces a alguien con esta patología, ponte en contacto con nosotros para que podamos informarte sobre de qué forma podemos ayudarte, para hacer más llevadera la situación y que consigas una buena calidad de vida.


Escríbenos

Pidenos una cita ahora o envianos tus dudas a través del siguiente formulario. Nos pondremos en contacto contigo para confirmarte el horario o para resolver tus consultas.