Usamos cookies para mejorar y analizar las conexiones. Si continuas, aceptas su uso. Más información aquí.

Depresión


¿Qué es la depresión?

A lo largo de nuestras vidas, todos tenemos que hacer frente y encontrarnos con situaciones que nos pueden afectar y provocar una serie de estados emocionales como por ejemplo sentirnos tristes. Sin embargo, esto se convierte en un problema cuando este estado de ánimo es mayoritariamente triste y continuo semana tras semana. Esta tristeza puede afectar al modo de sentir, pensar y actuar. Se trata de un dolor más profundo y permanente, un estado en el que la persona se puede sentir rara y perdida sin saber cómo salir de ello y, que además, puede surgir sin una causa clara aparente, lo cual genera sensación de incontrolabilidad y hace que cueste ver la salida.

¿Qué síntomas tiene una persona cuando está deprimida?

Una persona que sufre depresión se siente triste y decaída la mayor parte del día y casi todos los días y/o ha perdido el interés o la capacidad de disfrutar o sentir placer por casi todas las actividades que antes le resultaban placenteras.

Además, una persona bajo depresión puede sufrir:

  • Pérdida o aumento importante del apetito y del peso.
  • Insomnio o sueño excesivo casi todos los días.
  • Estar mucho más agitado o enlentecido de lo normal.
  • Fatiga o pérdida de energía casi todos los días.
  • Sentimientos de inutilidad o culpa excesiva.
  • Dificultad para concentrarse o tomar decisiones.
  • Ideas de muerte y/o intentos suicidas.

Todos estos síntomas se viven durante por lo menos dos semanas seguidas y comienzan a entorpecer la vida cotidiana suponiendo un problema para llevar a cabo las tareas del día a día.

¿Cuál es el tratamiento para la depresión?

Para tratar la depresión es fundamental recuperar y mantener cierto nivel de actividad normal cuanto antes y una rutina sana de alimentación y sueño. Quedarse en casa encerrado, no salir ni relacionarse con los demás, sólo va a empeorar y mantener el problema. Es importante apoyarse en los demás, estar lo más entretenido y ocupado posible y trabajar los pensamientos catastróficos que  nos llevan a estar así. Cuanto mayor es nuestro nivel de actividad y de relaciones con los demás y cuánto más adaptativos sean nuestros pensamientos, mejor será el estado de ánimo. Si te sientes identificado con estos síntomas y crees que estás pasando por un periodo de depresión en el que necesitas ayuda, o conoces a alguien que pueda estar sintiéndose así, no dudes en ponerte en contacto con el equipo profesional de Atenea – Clínica de Psicología para que podamos ayudarte.


Escríbenos

Pidenos una cita ahora o envianos tus dudas a través del siguiente formulario. Nos pondremos en contacto contigo para confirmarte el horario o para resolver tus consultas.