Usamos cookies para mejorar y analizar las conexiones. Si continuas, aceptas su uso. Más información aquí.

Psicólogo adulto a domicilio


Desde hace un tiempo se ha popularizado una nueva forma de asistencia psicológica que presenta novedades frente a la clásica visita a la consulta del profesional: el psicólogo a domicilio. Esta práctica viene a satisfacer una necesidad que no se cubría con anterioridad y ayuda a superar algunos obstáculos que los pacientes sufren y que les impiden acudir a la consulta del especialista.


Este servicio cuenta con múltiples ventajas, tanto para el paciente como para el psicólogo, pero tampoco puede ser visto como la única solución en la mayoría de casos. Por ello, es conveniente conocer algunos de los casos en los que es oportuno, e incluso necesario, reclamar la asistencia de un psicólogo en nuestra casa y si nuestra situación o la de nuestros allegados se ajusta a dichos casos.



¿Cuándo pedir un psicólogo a domicilio?


La incapacidad de desplazarse a la consulta es uno de los principales motivos por los que se necesite un servicio de consulta a domicilio, pero este caso no siempre es por un impedimento físico del paciente, sino que también puede ser que existan obstáculos relacionados con el tiempo o las condiciones emocionales de la persona que le dificulten tomar el paso de acudir en persona a la consulta del profesional.


De todas maneras, la mayor parte de los casos observados obedecen a que la persona no tiene la capacidad de desplazarse y debe recibir asistencia en casa ya sea por una condición puntual o permanente. Así como la persona puede y debe recibir la ayuda por parte de profesionales médicos como fisioterapeutas o enfermeros que le faciliten la vida, tampoco existe impedimento para que el psicólogo a domicilio pueda acceder al paciente con el fin de ofrecerle el mejor servicio posible.


Otra de las causas mencionadas; la condición emocional y anímica del paciente, también debe ser considerada puesto que hay personas que no se sienten con la fuerza o voluntad de desplazarse o de salir de casa. En ocasiones, también puede existir un miedo a que alguien les vea entrar acceder a un gabinete de psicología, despertando los miedos a ser estigmatizados por su entorno o amigos. A pesar de ser un miedo infundado, el terapeuta siempre podrá establecer un vínculo en un entorno más seguro para el paciente, si así lo desea, con el fin de llegar al máximo número de pacientes con necesidades reales.

Beneficios del psicólogo a domicilio

Hemos resaltado los casos en los que es oportuno e incluso necesario solicitar la asistencia de un psicólogo en nuestro hogar, pero también es imprescindible mencionar los beneficios del psicólogo a domicilio en otras situaciones menos excepcionales que pueden resultar de gran utilidad tanto para el profesional como para el paciente.

La intervención del psicólogo en el hogar del paciente le permite identificar pautas de comportamiento que, quizás, no ha realizado en la consulta, resultado de que la persona se sienta más cómoda en un entorno conocido y habitual, en el que puede mostrarse con más naturalidad. La terapia a domicilio resulta, en estos casos, un contraste con la visita regular a una consulta que puede percibirse como fría, y ofrece la posibilidad de mostrar dinámicas en un entorno más seguro y cálido.

Esta situación tiene una gran aplicación en la terapia familiar, puesto que permite al profesional identificar pautas de comportamiento entre los diferentes miembros de la familia y su interacción entre ellos. Poder percibir en primera persona una parte de la realidad familiar brinda mucha información para que el profesional pueda asistir con la mayor cantidad de información posible, simplemente accediendo al desarrollo de una situación que los implicados perciben como común y cotidiana.

Atenea Mallorca, clínica de psicología con servicio de psicólogo a domicilio

Si hemos buscado un psicólogo a domicilio es posible que nos encontremos en uno de los casos mencionados anteriormente y estemos pensando en solicitar sus servicios ya sea para nosotros mismos como para un familiar o conocido. En ese caso, Atenea Mallorca, clínica de psicología, es una de las opciones que debemos tener en cuenta, al contar con gran experiencia en el campo de la asistencia psicológica a domicilio con gran éxito. Su especialización en terapia familiar y casos de ansiedad, miedos o depresión les ha llevado a tener que intervenir en muchas ocasiones en el hogar del paciente, con el fin de encontrar la solución más eficaz y menos invasiva para la persona.

Atenea Mallorca está formado por un gabinete de psicólogas que se ha llegado a convertir en un referente en Mallorca, tanto por sus servicios como por sus profesionales. La experiencia y profesionalidad de las psicólogas que lo forman garantizan la eficiencia y la confidencialidad de su trabajo, avalado por sus años de experiencia y el éxito del pasado, cualidades por las que han sido reconocidas ampliamente.


Es por ello que, si pensamos que la solución de nuestros problemas no es accesible por un problema de tiempo o dificultades físicas o emocionales, tenemos que considerar la posibilidad de acceder a un psicólogo a domicilio, que nos podrá ofrecer una asistencia desde la comodidad y seguridad de nuestro hogar. Por ello, es imprescindible seleccionar a los profesionales que nos ofrezcan todas las garantías posibles y en los que podamos depositar nuestra confianza y la de nuestros seres queridos.


Psicólogo adulto a domicilio
Valoración 5/5
Basado en 28 comentarios de pacientes

Escríbenos

Pidenos una cita ahora o envianos tus dudas a través del siguiente formulario. Nos pondremos en contacto contigo para confirmarte el horario o para resolver tus consultas.