Usamos cookies para mejorar y analizar las conexiones. Si continuas, aceptas su uso. Más información aquí.

La importancia de las técnicas de estudio

La importancia de las técnicas de estudio

La importancia de las técnicas de estudio


Las técnicas de estudio son una herramienta muy importante que permite memorizar y entender con mayor facilidad. Ayudan a simplificar los contenidos teóricos y a facilitar el aprendizaje de los mismos.


Una correcta aplicación de las distintas técnicas de estudio, tiene un efecto muy positivo, tanto en los resultados académicos como en la autoestima de los jóvenes, ya que ven resultado a sus esfuerzos y logran objetivos que antes, tal vez, costaban más.


¿Qué beneficios aportan las técnicas de estudio?

Hay tantas técnicas como personas, pues en base a las propias características, a los puntos fuertes personales y al momento evolutivo y edad en el que se encuentren, serán unas u otras las más adecuadas. Lo importante es buscar las estrategias y recursos que faciliten el estudio a través de la mecanización y sistematización.

Mejores notas: las técnicas de estudio fomentan la asimilación más rápida y fluida de los conocimientos, por lo que un buen hábito y una correcta forma de comprender y asimilar, ayuda a tener mejores resultados. 

Menos tiempo para mejor resultado: la asimilación de técnicas, así como la mejora en la atención prolongada, ayuda a que el tiempo que se le invierte sea más efectivo. Se llegará a los mismos resultados en menos tiempo o, incluso, mejorándolos. 

Satisfacción personal y autoestima: pues el tiempo invertido es mejor aprovechado y con mejor respuesta final.

Motivación hacia el estudio: ya que las técnicas hacen más ameno el momento de estudiar y, en edades tempranas, se puede hacer incluso mediante juegos que faciliten la asimilación de conceptos y promuevan la interacción entre el chico y los conceptos que, a priori, parecen densos y abstractos.

Desarrollo de creatividad e imaginación: pues muchas técnicas se basan en relacionar conceptos teóricos con vivencias propias o historias que les ayuden a memorizarlo.

Menos enfrentamientos familiares y académicos: pues es fácil que en la rutina del día a día se genere malestar, la temida “hora de hacer los deberes”.


Algunas técnicas…

Planificación: organizar las faenas diarias, los trabajos y los exámenes a través de horarios que se adapten a la realidad de cada persona, dividiendo tareas complejas en simples y cortas para ir logrando pequeños objetivos.

Esquemas: aprender a leer, subrayar lo importante; encontrar las palabras clave, substraer información y sintetizarla.

Autoevaluarse: ser consciente de qué contenidos se dominan y qué es aquello que necesita de más tiempo y dedicación.

Memorización: adquirir técnicas mnemotécnicas que faciliten la asimilación de conceptos, nombres, cifras, etc.


Desde la clínica le damos la importancia que tiene y dedicamos dos tardes a la semana a enseñar a los chicos, de todas las edades, las técnicas de estudio que más se adaptan a sus características. Si crees que puede resultar beneficioso lo que te hemos contado, para ti, familiares o conocidos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¡Te esperamos!


Servicios relacionados

Psicólogo infantil a domicilio

Psicólogo infantil a domicilio

Cuántas veces te has preguntado: ¿por qué los niños al nacer no traen un libro de instrucciones bajo el brazo? ¿estaré haciéndolo bien? ¿qué sería lo correcto ahora?

Reeducación, refuerzo y grupos de trabajo

Reeducación, refuerzo y grupos de trabajo

Trabajo en grupo para el beneficio de todos

Trastorno específico del aprendizaje

Trastorno específico del aprendizaje

¿Problemas para aprender? ¿Altas capacidades?

Escríbenos

Pidenos una cita ahora o envianos tus dudas a través del siguiente formulario. Nos pondremos en contacto contigo para confirmarte el horario o para resolver tus consultas.